Después de las lluvias veraniegas del mes de agosto, los bosques de media España se llenan de setas. Además de ser un alimento muy valorado en gastronomía, las setas tienen un elevado porcentaje de agua (de un 80 a un 90% de su peso) por lo que resultan muy ligeras y saludables.

Propiedades clave de las setas:

– Son muy bajas en hidratos de carbono y, por tanto, en azúcares.
– Contienen muy poca cantidad de grasa.
– Destacan por su riqueza en proteínas de valor biológico, que las convierte en un posible sustituto de la carne.
– Destaca su alto valor en potasio (sobre el 1,5%).
– Otra de las propiedades importantes que tienen las setas es su elevado contenido en selenio, llegando a alcanzar en algunos casos los 20 mg por cada 100 g de peso. El selenio destaca como antioxidante, previniendo la degradación de las células por parte de los radicales libres.
– Además, las setas contienen una gran variedad de vitaminas y minerales, predominando principalmente la vitamina A, algunas del grupo B, e incluso son consideradas una fuente interesante de fósforo.

Adelgazar con una dieta rica en setas

Las setas proporcionan poca energía, de unas 25 a 35 kcal/100 g, por lo que están aconsejadas en las dietas de adelgazamiento.

Además, las setas comestibles poseen quitina y beta-glucanos, dos clases de fibras naturales que ayudan a reducir el apetito y aumentan la sensación de saciedad. Por ello, las setas ayudan a mantener el apetito controlado durante más tiempo, evitando caer en la tentación de picar entre horas.

Los platos de Suquipa que incorporan setas son:

– Nuestra crema de setas tiene muy pocas calorías y contiene mucha fibra. Está elaborada con aceite de oliva, sin nata ni leche añadida y tiene un alto porcentaje de champiñones, lo que le otorga un potente sabor de bosque. Además, no tiene ni colorantes ni conservantes.

– La burgesana de champiñones (65%) está cocinada a baja temperatura, y no tiene ningún alérgeno ni conservante. ¡Es un alimento 100% vegetal!

Las grasas trans también se denominan «ácidos grasos trans» (AGT), son un tipo de grasas que pueden ser producidas industrialmente cuando se elaboran aceites parcialmente hidrogenados. Este tipo de grasas está demostrado que son incluso más peligrosas para la salud que las grasas saturadas de origen animal.

Por el contrario, las grasas no saturadas son grasas «buenas» que se encuentran principalmente en las verduras, frutos secos, semillas y pescado. A temperatura ambiente, estas grasas son líquidas, no sólidas. Hay dos categorías importantes de grasas buenas: las grasas monoinsaturadas y las poliinsaturadas.

¿En qué alimentos podemos encontrar grasas trans?

Las grasas trans se encuentran principalmente en:
Alimentos congelados, como los canelones, las pizzas, el yogur helado o el helado.
Productos fritos o rebozados, como las croquetas.
Aperitivos salados, como las patatas fritas.
• Galletas.
• Grasas sólidas como las margarinas y mantequillas.
Bollería industrial.
Comida rápida.

Ley europea contra las grasas trans

El pasado mes de abril entró en vigor la ley europea que limita al 2% las grasas nocivas para la salud. Así pues, la cantidad de estas grasas no saludables queda limitada por la aplicación de una directiva europea. A partir de ahora, todos los productos que se venden en los supermercados pueden contener, como máximo, un 2% de las grasas llamados trans.

Alimentación saludable de Suquipà

Suquipà ofrece una alimentación saludable de gran calidad con productos de proximidad, sin colorantes ni conservantes artificiales.

Nuestra producción es totalmente artesanal, ya que utiliza el horno de leña para la cocción de los productos asados, un hecho que la hace diferencial en comparación con otros fabricantes.

En Suquipà os ofrecemos diferentes platos elaborados con vegetales, como son las hamburguesas vegetales, los platos de verduras y las cremas, y hemos modificado fórmulas y sustituido ingredientes para hacerlos aptos para veganos y celíacos.

¿Qué es la col kale?

Si prestamos atención a alguna de las redes sociales de moda sobre alimentación, veremos que la col kale tiene un protagonismo destacado. Y es que dentro del grupo de hortalizas de hoja verde, es la que más antioxidantes, fibra y proteínas vegetales contiene. La col kale o col rizada es una verdura muy nutritiva que podemos categorizar dentro del grupo de superalimentos. Es prima hermana de la col de Bruselas, la coliflor o el brócoli y es originaria de Asia Menor. En el año 600 d.C. el kale llegó a Europa y se desarrolló principalmente en Portugal.

¿Qué propiedades tiene la col kale?

Hierro. Su contenido en hierro es más elevado que el de la carne bovina. Por lo tanto, su consumo es sugerido para combatir la anemia o para prevenirla.

Calcio. Fortalece el sistema óseo, las uñas y los dientes.

Omega-3. Protector natural del sistema cardiovascular.

Potasio, magnesio, fósforo y zinc. Son minerales esenciales que el organismo necesita para estar saludable.

Fibra. Regula la presión arterial. Además, facilita el tránsito intestinal. Tiene efecto saciante, por lo que es bueno para las dietas de adelgazamiento.

Vitaminas del grupo B. Estos nutrientes protegen el sistema nervioso y el cerebro.

Vitamina C. Su alto contenido en vitamina C contribuye a crear colágeno y proteger la piel.

Clorofila. La clorofila depura el organismo de toxinas y de metales pesados. Fortalece el cabello.

Protectora cutánea

El kale contribuye a la salud de la piel, porque es rica en vitamina C que ayuda a crear el colágeno, y también en cobre que aumenta la síntesis de la melanina, protegiendo nuestra piel del sol. También es rica en vitamina A que es la encargada de promover el crecimiento celular saludable y ayuda a prevenir enfermedades de la piel.

Burgesana Suquipa de quinoa y col kale

Dentro de la categoría de hamburguesas vegetales de Suquipa puedes encontrar la burgesana de quinoa y col kale, que tiene un sabor potente y es de textura algo crujiente, porque está cocida a baja temperatura.

¿Qué ingredientes incluye la hamburguesa de col kale?

– Calabacín (48%)
– Zanahoria (14%)
– Cebolla (10%)
– Quinoa (7%)
– Col kale (7%)
– Almidón de maíz
– Fibra de guisante
– Aceite de oliva
– Margarina
– Sal
– Cebolla deshidratada
– Zumo de limón natural
– Especies

https://www.suquipa.com/es/burgesana-de-quinoa-i-col-kale/

Hace tiempo que las hamburguesas vegetales han aparecido en los menús convencionales de familias y restaurantes. Este plato es el equivalente a las hamburguesas de toda la vida, pero sin carne picada, ya que ésta se sustituye por diferentes verduras que les dan un sabor delicioso.

Las hamburguesas vegetales son muy fáciles de cocinar y con pocos minutos tienes un plato sabroso y saludable. Las burgesanas son muy apreciadas por las personas veganas, ya que muchas de ellas incorporan legumbres y, por tanto, es un plato que ofrece nutrientes y proteínas. La mayoría las valoran también, porque una vez hechas, te las puedes llevar con el tupper a cualquier sitio, porque mantienen su textura y sabor intacto.

Las burgesanas de Suquipa son fantásticas para incorporar verduras en los menús infantiles, y una opción muy versátil para cualquier tipo de dieta vegana, vegetariana o convencional, porque no contienen ningún alérgeno, aditivo, ni proteína de origen animal.

Las hamburguesas vegetales Suquipa son únicas en cuanto a textura e ingredientes. Están elaboradas únicamente con verduras y no están sometidas a ningún tipo de fritura ni rebozado, por lo que son muy bajas en grasas. Las burgesanas están cocidas a baja temperatura con la finalidad de mantener todos sus sabores y nutrientes, a la vez que se obtiene una textura de verdura crujiente.

En Suquipa hemos hecho crecer nuestra familia de hamburguesas más clásicas, la de verduras y la de champiñones, con una gama más actual que incluye ingredientes como la quinoa, el alga wakame, el pisto, la col kale o las legumbres, aliados perfectos para mantener la energía que requiere el cuerpo día a día. ¡Por todo ello, las burgesanas Suquipa se han convertido en un plato fundamental en la cesta de los alimentos de muchas familias!

https://www.suquipa.com/es/hamburguesas-vegetales/

Aunque este nombre os pueda sonar extraño responde al de un alga llena de nutrientes y muy fácil de incluir en la dieta. Este vegetal marino es uno de los productos de la naturaleza más ricos en hierro y calcio.

El alga wakame es un producto originario de la cocina japonesa y coreana, aunque, su consumo se ha expandido mundialmente. Su sabor es suave y tiene una textura carnosa. Es un ingrediente que se puede combinar en multitud de platos.

El alga wakame presenta una gran cantidad de nutrientes sobre todo en su versión desecada. Incluirla en la dieta diariamente puede ser de ayuda para prevenir carencias nutricionales. Es especialmente útil para personas veganas, ya que esta alga les aporta nutrientes esenciales.

¿Qué valor nutricional tiene el alga wakame por cada 100 gramos?

Calorías: 53,5 kcal
Hidratos de carbono: 8,65 gr
Grasas: 0,64 gr
Proteínas: 3,03 gr
Fibra: 0,5 gr
Calcio: 150 mg
Fósforo: 80 mg
Potasio: 50 mg

¿Cómo puedes cocinar el alga wakame?

Es importante decir que las algas son un alimento muy concentrado que no se debe consumir en grandes cantidades. El consumo de unos 10 gramos de algas por día -una cucharada sopera o dos de alga seca- asegura una ingesta suficiente de minerales y de algunas vitaminas.

Una de las posibilidades es incorporarla a la sopa. El alga deshidratada de paquete parece poca cosa, pero cuando se hidrata puede multiplicar su volumen por cinco, así que con una cantidad reducida será suficiente.

¡En Suquipa todavía te lo ponemos más fácil! Te ofrecemos nuestras burgesanes verdes con wakame. Listas para ser calentadas y saboreadas. Nuestras burgesanes son ideales para incorporar verduras en los menús infantiles, y una opción muy versátil para cualquier tipo de dieta: vegana, vegetariana o convencional.

Para ver todos los nutrientes que incluyen nuestras burgesanes clica el enlace.